divendres, 18 d’octubre de 2013

Soy esa chica.

Soy esa chica que en invierno abre las ventanas cuando parece ser delito.
Esa chica que va por la calle y camina en línea recta para ver quién se aparta y quién no.
Esa chica que come todo tipo de arroz, que sueña con tocar el piano y tener un pequeño sitio en el mundo del cine.
Esa chica que escribe entre lágrimas, y baila entre sonrisas. Con una música de fondo, que la hace mover cómo si nada ni nadie pudiese pararla.
Soy esa chica capaz de dormir 3 horas y levantarse a las 4 de la mañana con una idea y no parar hasta conseguir lo que quiere lograr.
Esa que ve las cosas dibujadas a lápiz, y las personas a través de una cámara. Esa que es feliz teniendo motivos para no serlo. Y la que está menos triste de lo que debería estar.
La que va por la calle dando vueltas y saltos sin tocar las líneas del suelo por miedo a quemarse.
Esa chica tonta que es más inteligente de lo que parece, y que odia ser subestimada por los que la rodean.
Soy esa chica que hace lo que quiere con su pelo, hace lo que quiere con sus palabras y hace lo que quiere con su ropa.
Esa chica a la que no le importa lo que los demás piensen de ella sin pasarse de la línea.
Esa chica que va por la calle y observa todas las caras que andan en dirección contraria.
La que abraza siempre antes de hablar, la que no puede mirar a los ojos a los chicos, pero sí puede fingir que lo hace.
Soy esa chica que cree que de todo lo que sueña se podría hacer una película o una novela.
Esa que no se quiere y sueña con que alguien logré hacerlo cómo le gustaría quererse a si misma.
Esa chica con la habitación y la mente desordenada. Esa que razona todo lo que dice y acepta sus erradas.
La chica que a veces se siente invisible y la misma que se agobia si muchos le hablan.
Soy esa chica que pasa desapercibida y está orgullosa de ello.

Soy esa chica querida por todo eso y odiada por lo mismo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Seguidors